Televisores 8K: Ahora Sí tendrás en Cine en Casa

Los televisores 8K tienen un precio que a muchos nos parece prohibitivo, ya que el contenido con esa calidad de video es muy escaso. En la actualidad se encuentran disponibles los modelos de diferentes marcas, a precios accesibles.

Parece que toda la industria especializada está completamente decidida a inundar el mercado con sus propios modelos 8K.

Ya sea por las razones que fuesen, los televisores están expandiendo su presencia a un paso cada vez más sonoro.

Sea por una cuestión de realismo, de escalado o de distancia, el 8K acabará desplazando al 4K en un plazo que podría ser tan corto que nos sorprenderá a todos.

¿Cuál es la resolución 8K?

Una pantalla de éstas características tiene 7680 x 4320 píxeles (16:9). Treinta y tres millones de píxeles, se dice rápido pero te proporciona una experiencia visual que no es fácil de describir con palabras.

Los televisores 8K cuentan con una resolución insuperable. La claridad de imagen aportada por sus 7680 x 4320 píxeles supera ampliamente cualquier tecnología de consumo jamás lanzada hasta la fecha.

Eso implica una definición extraordinaria y una mayor naturalidad. Las imágenes son mucho más nítidas y creíbles, con bordes mejor definidos y sin el menor rastro de píxeles.

Procesador Quantum 8K

Si bien la resolución 8K es estrictamente un gran número de píxeles verticales y horizontales, los televisores diseñados para trabajar con este formato incorporan una serie de avances importantes que no están disponibles en otros modelos.

Por ejemplo, hacen uso del nuevo conector HDMI 2.1, que brinda características de conectividad avanzadas para otros aparatos y soporte para tecnologías como refresco adaptativo.

Eso constituye una auténtica revolución para los propietarios de una videoconsola moderna.

El formato 8K está unido de forma tangencial a otros avances como el HDR dinámico, que mejora de forma importante otras técnicas al permitir el ajuste de los valores de luminosidad de una película no escena por escena, sino fotograma por fotograma.

Las puestas de sol y las noches estrelladas se ven con una nitidez escalofriante. Da la impresión de estar viendo un firmamento real en lugar de la pantalla del televisor.

Los televisores 8K se engloban en la gama más alta. Esto quiere decir que son los primeros modelos compatibles que se benefician de funciones tales como centros Smart TV de última generación, sistemas de procesamiento de la imagen más avanzados que el resto y diseños sumamente refinados, perfectamente integrables en cualquier tipo de entorno.

No olvidemos mencionar que son televisores sorprendentemente finos.

¿Cuál es la mejor resolución de pantalla?

La resolución, en términos de hardware de televisores, se refiere a la cantidad de píxeles que componen la imagen en la televisión.

Un solo píxel, o elemento de imagen, consta de un pequeño punto en la pantalla.

El hecho de que un televisor tenga una resolución más alta que otro, no significa necesariamente que se vea mejor.

Puede ser, pero no siempre, y por razones que tienen poco que ver con la resolución. Un televisor con un mejor procesamiento de imágenes (HDR), una mejor relación de contraste o mejor color se verá mejor que un televisor que solo tenga más píxeles.

Existen numerosas opciones de resolución en televisores de pantalla plana. Los más antiguos y muchos modelos de 32 pulgadas que se venden hoy en día, tienen un millón o más de pixeles (720p).

Los televisores que tienen 49 pulgadas o menos, generalmente poseen poco más de 2 millones de pixeles (1080p).

Los televisores más nuevos y más grandes, generalmente de 50 pulgadas y más, aunque también modelos más pequeños tienen 8 millones de píxeles (para 4K Ultra HD).

Los televisores más nuevos, más grandes y más costosos, tienen más de 33 millones de pixeles (8K).

Por lo que, contestando a la pregunta, la mejor resolución disponible actualmente es la tecnología 8k

¿Qué es la tecnología QLED?

QLED son una evolución de las pantallas LCD LED a través de los Quantum Dots o puntos cuánticos. Los Quantum Dot son pequeñas estructuras de nanocristales capaces de emitir luz de determinada longitud de onda al recibir corriente eléctrica.

Algunas de sus ventajas es que tienen una mayor vida útil al no sufrir tanto desgaste, ofrecen un mejor contraste, proporcionan un mayor ahorro energético, tienen unos paneles más finos y poseen unos niveles de brillo superiores, todo gracias a los Quantum Dots

Alcanzan de 1,500 a 2,000 Nits de brillo.

La nueva línea QLED la integran los modelos Q9, Q8 y Q7, los cuales son capaces de mostrar el 99 por ciento del espacio de color DCI-P3, utilizando en el cine digital, lo que significa que pueden mostrar todos los colores a cualquier nivel de brillo, incluso bajo diferencias sutiles de luminosidad máxima.

Otro punto importante, es que los nuevos televisores aumentan su brillo máximo a 1.500 y 2.000 nits, superando los 1.000 que se tenía anteriormente.

¿Qué es la tecnología OLED?

OLED son las siglas de Organic Light Emitting Diode.

Supera a las pantallas de LCD en que su backlight que reproduce una luz blanca que pasa por varios filtros de colores y los cuadritos de colores para reproducir la imagen en la pantalla.

En el OLED no existe un backlight sino que cada píxel individualmente tiene su propia luz lo que le permite apagarse completamente con lo que da una nitidez increíble.

Basan su tecnología en un material que genera su propia luz. Alcanzan los 800 Nits de brillo.

¿Qué elijo OLED o QLED?

He de reconocer que me gustan mucho más los negros de las pantallas OLED que de las QLED, pero si esperamos disfrutar de nuestra nueva televisión entre 5 y 10 años, mi decisión cambia radicalmente y me tengo que decantar por la tecnología QLED que tiene una degradación muchísimo menor.

En los teléfonos móviles se ha implantado la pantalla OLED, los fabricantes saben que cambiamos de dispositivo cada uno o dos años.

Algunos expertos recomiendan usar tecnología OLED para smartphones más que para los televisores, por temas de intensidad de uso y de horas de visionado.

Ir arriba